Edición Nº 326
Reenviar
 
Ver anteriores »
Suscribirse
SEGUROS
Análisis de las Resoluciones 39.645 y 39.646 sobre inversiones
El 15 de enero pasado, la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) emitió las...
 
RIESGOS DEL TRABAJO
Fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación
La Corte Suprema de Justicia de la Nación hizo lugar al planteo de un trabajador al que le...
Escuche Por Ahi
El primer encuentro
El pasado miércoles 27 de enero se realizó la primera convocatoria del superintendente de Seguros de la Nación a las cámaras empresarias del mercado...
 
Tarifas automotores
Rosario registró una diferencia de costos del 102%
Según una encuesta realizada en Rosario basada en las tarifas de terceros completo...
Normas y estadisticas
A septiembre, la producción del ramo accidentes personales creció un 25%
Entre julio y septiembre de 2015, el primaje del ramo accidentes personales llegó a los 992,4 millones de pesos, un 24,7 más que a septiembre de 2014. Las diez aseguradoras que encabezan la producción...
 
novedades
• El Grupo Sancor Seguros formó parte de la Colección Principios del Pacto Mundial

• Nueva Póliza Electrónica de Mapfre

• Comienza “Sueño de Ganadores 2016”

• Seguros Rivadavia lanzó su nueva aplicación para dispositivos móviles
seguros
Análisis de las Resoluciones 39.645 y 39.646 sobre inversiones
El 15 de enero pasado, la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) emitió las resoluciones 39.645 y 39.646, las cuales eran esperadas por el mercado asegurador y reasegurador desde el 10 de diciembre pasado. Si bien sabemos que el lector es calificado, es importante hacer un breve racconto de las situaciones que finalmente nos llevaron al desenlace con las normas antes comentadas.

Vayamos en primer lugar a la resolución 39.645, que sustituye el inciso k del punto 35.8.1. del Reglamento General de la Actividad Aseguradora, el cual fue implantado durante la gestión anterior y que se fundaba en la financiación a las “entidades de la economía real”. Para ello consideraba la inversión relacionada con pymes y desarrollos de infraestructura a través de diversas especies como cheques de pago diferido avalados por Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) y fondos comunes de inversión, obligaciones negociables y fideicomisos emitidos por tales entidades.

Como siempre dijimos, “la actividad aseguradora y reaseguradora es parte importante de la economía real y un fuerte inversor institucional”. La prioridad para las aseguradoras y reaseguradoras es cumplir el objetivo y los compromisos de la actividad, fundamentalmente honrar los compromisos con los asegurados y reasegurados -en primera línea, pagar siniestros-, lo cual finalmente se refleja en la nueva norma que aquí comentamos. Justamente en los fundamentos de la resolución se señala que “resulta razonable que las entidades aseguradoras canalicen sus inversiones hacia instrumentos que sean representativos de la economía real”; pero luego se indica que “la persecución de este fin no debe descuidar los principios que deben priorizarse en materia de inversiones de las entidades autorizadas, cuyo principal objetivo es resguardar el debido cumplimiento de las obligaciones contraídas en el ejercicio de su actividad”, lo cual no deja de ser sin lugar a dudas la reflexión esperada y una revisión para una situación no prevista ni deseada.

En lo personal entiendo que el financiamiento de pymes y de proyectos de infraestructura debe ser considerado una alternativa de inversión para el mercado asegurador y reasegurador, pero en un marco de rentabilidad y garantía que no afecte la solvencia para que el sistema pueda cumplir sus obligaciones. Sin lugar a dudas, el aumento de los requerimientos en las participaciones sobre el total de inversiones de este tipo de especies, la falta de oferta y las propias demoras del Comité de Elegibilidad llevaron a las aseguradoras y reaseguradoras a “cumplir” con los niveles mínimos de inversión requeridos a efectos de evitar las sanciones que para tal incumplimiento preveía el marco normativo para las “inversiones no deseadas”.

Creo interesante citar un ejemplo que evidencia las decisiones a las que obligaba la norma que resultó modificada: durante septiembre pasado se emitieron dos obligaciones negociables de YPF (la YPF 41 y la YPF 42). Mientras la calificada como k se colocó a una tasa BADLAR + 0 y con una demanda que superó los 47 mil millones de pesos, la no calificada como k con una tasa BADLAR + 400 sólo colocó 2 mil millones de pesos, lo cual demuestra que se tuvo que optar por “baja rentabilidad” únicamente para cumplir con la formalidad.

La resolución 39.645 define las especies, elimina la mención al Comité de Elegibilidad y fija un máximo del 30% para la tenencia de esas especias sobre el total de las inversiones (están excluidos los inmuebles para todas las aseguradoras y reaseguradoras, a excepción de las entidades de riesgos de trabajo, donde el máximo se reduce al 20%). Pero lo fundamental, y que cubre las expectativas para la norma comentada, es que no sólo se dejan sin efecto las “tenencias mínimas”, sino que en su artículo 2 y en sus disposiciones transitorias establece un cronograma para disponer estas inversiones. Considera al efecto su valor al 31 de diciembre de 2015 y un cronograma que permite una desafectación que parte del 15% al 30 de junio de este año y culmina con la desafectación del 100% al 31 de diciembre de 2017. Por supuesto, si bien dicha norma contó con el beneplácito de las aseguradoras y reaseguradoras, también es cierto que generó polémica por la afectación que ello podría determinar en el financiamiento de pymes y proyectos de infraestructura con una inevitable suba de tasas y frente a normas de la propia Comisión Nacional de Valores que trataban de fomentarlo.

Por supuesto ratifico que en manera alguna las aseguradoras y reaseguradoras deben financiar a pymes y fondos de infraestructura a tasas negativas y/o inferiores a las que surgen por su propia actividad del mercado institucionalizado de inversión; pero tal vez sea razonable poder fijar un porcentaje muy inferior al anteriormente vigente sobre el total de las inversiones, que no supere un 2 o 3%, pero que posibilite mantener la inversión para el sector pyme, en especial para cheques de pago diferidos avalados por SGR, como ejemplo.

En este punto, y antes de pasar a la resolución 39.646 y por haber mencionado a las SGR, sería tal vez una alternativa en este marco de financiación que la propia SSN pudiera rever su postura de rechazar la aplicación de recursos de las aseguradoras y reaseguradoras a SGR aplicando sus resultados a tales inversiones y liberando ello del pago del Impuesto a las Ganancias y sus anticipos en el marco fijado legal y fiscalmente al efecto. Si bien la prohibición no surge claramente, el artículo 29 de la ley 20.091 -Obligaciones Prohibidas-, la Gerencia de Evaluación ante las consultas efectuadas lo asimiló a ello.

Por su parte, la resolución 39.646 en su breve artículo 1 revoca la resolución 39.517 y consecuentemente elimina los puntos 33.6 y 33.7 del Reglamento General de la Actividad Aseguradora. Todos sabemos cuán controvertida resultó la resolución antes citada, que fue publicada en el Boletín Oficial el 27 de octubre pasado. Dicha norma, a través de la reglamentación fijada para la constitución de las reservas técnicas atento a la moneda de pago, no sólo se alejaba de las pautas que hacen al “buen hombre de negocios”, sino que con tal fundamentación obligaba a las aseguradoras y reaseguradoras a efectuar sus tenencias de activos financieros y de inversión no sólo en moneda extranjera, tal como ocurría con los plazos fijos, sino también a emitir en moneda extranjera sus tenencias en títulos públicos de renta y obligaciones negociables, llegando aun al extremo de los emitidos en dollar linked.

Ante el perjuicio que tal medida provocaba a la cartera de inversiones de las aseguradoras y reaseguradoras, que deben mantener preservado su fondo de primas y más allá del capital propio para hacer frente a las deudas con asegurados, reaseguradores, retrocesiones y los compromisos técnicos, no sólo individualmente, sino en particular a través de las cámaras del sector, se efectuaron diversas presentaciones a la Justicia en las que se solicitaron medidas cautelares autónomas, planteos de inconstitucionalidad e inaplicabilidad, etc. La mayoría de estas presentaciones tuvo una respuesta positiva de la Justicia ya mucho antes del dictado de la norma que comentamos, más allá de la pretendida aplicación de sanciones por parte de la SSN ante el incumplimiento y que ante las propias decisiones de la Justicia, las situaciones planteadas habrían hecho devenir esas sanciones en claramente abstractas.

No quiero cerrar esta nota y breves comentarios sin hacer mención a una norma que no dudo que en el actual contexto y frente a lo manifestado por las autoridades políticas y económicas en los diferentes ámbitos y foros debería revocarse en un adecuado marco temporal o al menos modificarse. Me refiero a la resolución 36.162/11, firmada por el por entonces superintendente de Seguros de la Nación, Francisco Durañona. Sin lugar a dudas, hoy esta norma perdió fundamentación. Recordemos que esta resolución obligó a todas las aseguradoras a acreditar ante el controlador la transferencia del total de sus inversiones y disponibilidades en el exterior al mercado local, debiendo estar todas radicadas en la República Argentina desde los estados contables cerrados al 31 de diciembre de 2011. Por supuesto, si comparamos la evolución al cambio oficial de las monedas extranjeras repatriadas forzadamente desde el exterior en aquel momento y hasta la fecha, no dejaremos de advertir que el perjuicio fue tremendo. No sólo se licuaron gran parte de los activos, sino que también se obligó al cierre de las cuentas bancarias en el exterior, lo que complejizó el recupero de saldos a favor de los reaseguradores en el exterior, además de otras complejidades que por supuesto sería imposible desarrollar por su propia intensidad. Sin lugar a dudas, estamos ante un mercado que logró preservar su consolidación; pero debemos fortalecer las herramientas para poder continuar haciendo frente a la judicialidad, a la inflación y demás avatares. Precisamente para ello es fundamental poder aplicar el fondo de primas ya señalado y el capital propio ya mencionado a inversiones rentables que lo permitan.

Nota escrita por Antonio García Vilariño, socio de Contadores Auditores Amigo, Valentini y Cía.
RIESGOS DEL TRABAJO

Fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación
La Corte Suprema de Justicia de la Nación hizo lugar al planteo de un trabajador al que le amputaron su mano izquierda y sólo recibió una indemnización de 277 mil pesos, que incluía los rubros de daño moral y daño futuro.

Los ministros Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda coincidieron con los fundamentos del dictamen de la Procuración General de la Nación, representada por Marcelo Sachetta, y dejaron sin efecto la sentencia dictada en autos “Núñez, Hugo Fabio C Surfilatti S.A. y otro s/accidente acción civil”, por considerarla arbitraria debido a que no se respetaron los lineamientos del Máximo Tribunal sobre la materia sometida a juicio.

El fallo impugnado ante la Corte había reducido el monto de la indemnización de 420 mil a 277 mil pesos. La Cámara del Trabajo llegó a ese número luego de reducir lo relativo al daño moral y mantener el cálculo por el daño directo por la pérdida de la mano del trabajador.

El actor consideró que el pronunciamiento no encontraba fundamento en los fallos de la Corte Suprema relativos a las reparaciones por accidentes de trabajo, cuestionó que “no se haya tenido en cuenta, para el cálculo de la pérdida de chance, la imposibilidad de ascender en el empleo y de volver a conseguir trabajo al ser portador de una capacidad remanente de sólo el 26% de la total obrera”, y destacó que al momento del siniestro tenia treinta y un años.

La queja, en esos términos, fue admitida por el Alto Tribunal. En su dictamen, el procurador Sachetta refirió que el a quo se había apartado, sin fundamento, de la doctrina del fallo “Arostegui”, pese a que el demandante había solicitado su aplicación.

“En el memorial recursivo, la actora había alegado que debía determinarse una indemnización prescindiendo de las fórmulas matemáticas, puesto que tales pautas fueron catalogadas por la Corte como reduccionistas y opuestas a la reparación integral del menoscabo, atento a que atienden a la persona humana en su faz exclusivamente laboral, sin apreciar los otros órdenes de la vida del trabajador que se ven afectados por el daño”, explicó el dictamen, que luego subrayó que ello, “sin embargo, no fue receptado en la sentencia impugnada”.

Sachetta remitió entonces a otro fallo destacado sobre la materia, “Aquino”, que declaró la inconstitucionalidad de numerosos artículos de la Ley de Riesgos de Trabajo N° 24.557, porque estaba basada en una regla que “no reconocía otro daño que no fuese la pérdida de la capacidad de ganancias, pues sólo indemnizaba daños materiales y, dentro de éstos, únicamente el lucro cesante: pérdida de ganancias, que evaluaba, asimismo, menguadamente”.

Según la Procuración General, la sentencia en la causa “Núñez” no seguía el camino iniciado en “Aquino”, ya que “redujo el monto de condena con la sola referencia a que en el sistema financiero, el capital respectivo, podría otorgar una renta del 8,25% anual según la tasa pasiva del Banco de la Nación, con lo que se podría obtener un ingreso mensual equivalente al 74% del salario (1.725,37 pesos), es decir, 1.276,50 pesos por mes”.

“Sobre esa base, en términos meramente conjeturales, dispuso un capital nominal de 207.430 pesos, aunque, lo reitero, sin proveer razones que justifiquen la reducción a ese importe en relación con los factores tenidos en cuenta en primera instancia y los demás elementos que la actora puntualizó en sus agravios”, agregó el procurador fiscal.

Todas razones que llevaron a la conclusión de que el Tribunal “fijó un monto indemnizatorio que no se corresponde con los criterios delineados por esa Corte y que han sido tenidos en cuenta en numerosos antecedentes, además de no atender a planteos claramente deducidos”, por lo que se dejó el pronunciamiento sin efecto y se ordenó el dictado de una nueva sentencia. (Fuente: Diario Judicial)
Escuche Por Ahi
El primer encuentro
El pasado miércoles 27 de enero se realizó la primera convocatoria del superintendente de Seguros de la Nación a las cámaras empresarias del mercado asegurador. Se trató de una reunión básicamente protocolar pero se confirmó una primera dirección estratégica. Edgardo Podjarny dejó en claro que el rol principal del organismo a su cargo será velar por la solvencia de las entidades y el buen servicio al asegurado, mientras que el desarrollo del mercado, nuevos productos, etc., serán tareas que deberán impulsar básicamente las propias aseguradoras. También señaló que no permitirá monopolios en las coberturas. Informó además de la puesta al día en las autorizaciones del pago de reaseguros y recogió distintas preocupaciones que le plantearon los empresarios presentes en relación a la reglamentación del régimen de agentes institorios, los estímulos fiscales al seguro de vida, y la excesiva judicialización en riesgos del trabajo.  Estuvieron presentes máximos directivos de todas las cámaras que conforman el mercado.
Tarifas automotores
Rosario registró una diferencia de costos del 102%
Según una encuesta realizada en Rosario basada en las tarifas de terceros completo suministradas por los productores asesores y agencias visitados en enero a este efecto, la diferencia entre puntas de un Ford Fiesta 1.6 5 Puertas S (KD) Modelo 2015, fue del 102%.
Rosario
Ford Fiesta 1.6 5 Puertas S (KD) Modelo 2015
Aseguradora Costo anual
Mercantil andina (cl. ajuste 10%) 17.088
Provincia Seguros (cl. ajuste 25%) 16.793
RSA Seguros 14.400
San Cristóbal (cl. ajuste 10%)     12.896
La Segunda (cl. ajuste 20%) 12.876
Sancor Seguros 12.372
Zurich 11.962
Allianz (cl. ajuste 20%) 11.265
Segurometal (cl. ajuste 20%) 11.040
Seguros Rivadavia (cl. ajuste 20%) 9.588
La Caja (cl. ajuste 5%) 9.480
Mapfre Argentina 8.728
Federación Patronal (cl. ajuste 20%) 8.460
Normas y estadisticas
A septiembre, la producción del ramo accidentes personales creció un 25%
Entre julio y septiembre de 2015, el primaje del ramo accidentes personales llegó a los 992,4 millones de pesos, un 24,7 más que a septiembre de 2014. Las diez aseguradoras que encabezan la producción de este negocio concentraron el 63,6% de las operaciones. OndaSeguro difunde el ranking con las 25 compañías que operan en este ramo.
Accidentes personales
A septiembre de 2015
Entidad Producción % / total % /09/14
MetLife 111.539.293 11,2 26,4
Sancor Seguros 101.250.190 10,2 42,5
Galicia Seguros 86.855.058 8,8 51,9
Federación Patronal 84.418.007 8,5 2,6
ACE Seguros 60.126.467 6,1 20,9
Caja de Seguros 42.569.411 4,3 16,5
Meridional Seguros 39.608.442 4 18,1
La Segunda Vida 35.653.251 3,6 28,3
BBVA Seguros 35.229.218 3,5 36,1
Zurich Santander Seguros 33.953.012 3,4 40,7
RSA Seguros 31.122.788 3,1 115,1
Zurich Seguros 29.159.453 2,9 51
BHN Vida 27.149.680 2,7 50,3
Mapfre Argentina Vida 26.495.222 2,7 26,4
Nación Seguros 17.102.048 1,7 20,7
Cardif 16.388.347 1,7 -8,2
San Cristóbal 15.809.145 1,6 12,6
Allianz Argentina 15.440.270 1,6 41,3
CNP Assurances 15.363.505 1,5 33,2
Mercantil andina 15.142.005 1,5 51,1
La Holando Sudamericana 15.113.471 1,5 17,5
Provincia Seguros 12.655.392 1,3 36,4
Berkley International Seguros 10.657.459 1,1 -8,2
Cooperación Seguros 9.157.110 0,9 23,2
Supervielle Seguros 8.684.203 0,9 -
Total del ramo 992.434.203   24,7
novedades

El Grupo Sancor Seguros formó parte de la Colección Principios del Pacto Mundial
El Grupo Sancor Seguros fue seleccionado para formar parte de “La Dimensión Social de la Ciudadanía Corporativa en la Argentina”, una publicación del Pacto Mundial donde presentó su caso “El respeto a los DDHH en la industria del Seguro. Derecho a la vida” junto con otras seis grandes empresas del país, quienes también compartieron sus experiencias de integración de Derechos Humanos en diferentes ámbitos.

Nueva Póliza Electrónica de Mapfre
Con el principal objetivo de preservar el medio ambiente y a fin de facilitar a los asegurados la recepción de sus coberturas, Mapfre Argentina sumó a sus beneficios la modalidad de Póliza Electrónica. A través de este formato digital, y como parte de la  política de responsabilidad social de la empresa, se busca por un lado contribuir al compromiso con el cuidado del planeta. En efecto,  cuantas menos impresiones se realicen mayor será el aporte, considerando además que cada póliza tiene sesenta páginas aproximadamente y la compañía cuenta con más de 440 mil clientes. Por otro lado, el asegurado contará con mayores beneficios, pues lo procesos serán más ágiles y eficientes  y tendrá además la posibilidad de solicitar una copia en cualquier momento y de modo inmediato. Además, es importante aclarar, que mantiene su valor legal.
Comienza “Sueño de Ganadores 2016”
Este año, Cooperación Seguros nuevamente apuesta al sector agropecuario anunciando el lanzamiento de “Sueño de Ganadores”, el programa de reconocimiento para a asegurados con cobertura de casco de maquinaria agrícola. Además de ofrecer una amplia gama de coberturas y brindar beneficios adicionales en la contratación de sus pólizas, todos los asegurados que tengan coberturas en maquinarias e implementos agrícolas participarán en el sorteo de una pick up Toyota Hilux 4x4 2016 0KM y, adicionalmente, el ganador podrá elegir a una escuela rural para que Cooperación Seguros le otorgue una importante donación.
Seguros Rivadavia lanzó su nueva aplicación para dispositivos móviles
Seguros Rivadavia continúa su exitosa trayectoria de setenta años con un crecimiento constante y sostenido. Alineada a la innovación tecnológica y en la búsqueda constante de estar cerca de sus asegurados, la compañía lanzó una nueva aplicación móvil que les permite acceder a toda la información necesaria de sus pólizas de seguros y realizar diferentes gestiones desde cualquier lugar, de manera rápida y ágil. La App ya puede descargarse realizando la búsqueda de “Seguros Rivadavia” desde cualquier dispositivo con sistema operativo Android, iOS o Windows Phone, a través del Play Store, del App Store o bien del Marketplace, respectivamente.
OndaSeguro es una publicación digital enviada periódicamente a los usuarios registrados. Si no desea recibir más esta comunicación, o desea modificar sus datos de suscripción, utilice el link ubicado al pie de este e-mail.

Comunicacion y Proyectos S.R.L. - Hipólito Yrigoyen 723, piso 5to, of 34 y 39 (1086) Ciudad de Buenos Aires. Tel/Fax: (011)4343-3289 (líneas rotativas) newsletter@ondaseguro.com.ar
  Desarrollado por Globaldardos