RC del consorcio de propietarios

En el artículo 2617 del Código Civil está consagrada la prohibición de la propiedad horizontal. Vélez Sarsfield, en la nota a dicha norma, dejó constancia de...

+ Leer nota completa >>
Rige el nuevo régimen: qué permanece y qué cambió

Desde que la Corte Suprema declaró la inconstitucionalidad de algunos ejes fundamentales del sistema de...

+ Leer nota completa >>
 
La presidenta tiene el proyecto de ley sobre el seguro multirriesgo obligatorio
El seguro propuesto cubre todas las inclemencias climáticas. Actuará como entidad piloto...
+ Leer nota completa >>
Neuquén registró una diferencia de costos del 74%
Según una encuesta realizada en Neuquén en base a las tarifas de responsabilidad civil suministradas por los productores asesores...
+ Leer nota completa >>
 
A septiembre, la producción de responsabilidad civil creció un 35,6%

Entre julio y septiembre de 2012, la producción de responsabilidad civil llegó a los 351,5 millones de pesos, un 35,6% más que en el mismo período del ejercicio anterior. Las diez principales aseguradoras que operan en este mercado concentraron el 71,5% de las operaciones del segmento, un porcentaje superior al 62,6% registrado en el primer trimestre del ejercicio pasado. OndaSeguro informa el ranking de las 20 compañías líderes de este negocio.

+ Leer nota completa >>

• Amplían la cobertura de Zurich Hogar Verano

Mercantil andina se hizo presente en la ciudad de Gualeguaychú


Liberty Seguros lanza una cobertura para bicicletas


Answer y MSN Argentina se unen para estas fiestas


• Reunión Plenaria del Grupo MEGAPRO

 



+ Leer nota completa >>
 


RC del consorcio de propietarios

En el artículo 2617 del Código Civil está consagrada la prohibición de la propiedad horizontal. Vélez Sarsfield, en la nota a dicha norma, dejó constancia de que había adoptado esa decisión pese a su regulación en la mayoría de los códigos extranjeros por cuanto “la división horizontal crea necesariamente cuestiones entre los propietarios”. Recién en 1948, con la entrada en vigencia de la ley 13.512, la propiedad horizontal tuvo aceptación legal entre nosotros, haciendo así que proliferaran en nuestras ciudades los llamados conventillos de cuello duro, como se refirió a las casas de departamentos una antigua obra del teatro nacional.

Nos referiremos en este artículo a algunas situaciones en las que el consorcio de propietarios, en su carácter de guardián de las cosas comunes del edificio, debe hacerse cargo de la indemnización de los daños causados por esas cosas, ya sea a terceros o a los condóminos. En tal sentido, en tanto responde por los daños causados por las cosas -por su riesgo o vicio-, asume una responsabilidad objetiva, tal como ocurre cuando los perjuicios fueron provocados por ascensores o calderas, o escaleras en deficiente estado de conservación, por ejemplo. En todos esos casos, el consorcio deberá indemnizar, salvo que acredite la culpa de la víctima o la de un tercero por quien no deba responder.

Culpa

Sin embargo, existen otras situaciones en las que se condenó al consorcio de propietarios por haber obrado con culpa, por haber permitido o por no haber hecho cesar ciertas acciones que culminaron con daños a terceros. Se dijo al respecto: “El hecho de que el consorcio demandado no haya autorizado la realización de la obra como consecuencia de la cual la actora sufrió lesiones provocadas por un objeto que cayó desde cierta altura –en el caso, una masa de albañil– no lo exime de responsabilidad si no adoptó las medidas necesarias para evitar la concreción del daño, obligando al copropietario de la unidad en la que se realizaba el trabajo a que tomara las correspondientes medidas de seguridad, ya que la obra se llevaba a cabo en el frente del edificio, máxime teniendo en cuenta el hecho de que se produjo en horas del día y que el tipo de tarea no resultaba clandestino” (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala I, 17 de junio de 2005, Kleiman, Ana c/ Vitti SA).

En otro caso también se condenó al consorcio por haber mantenido una actitud omisiva frente a una conducta potencialmente dañosa: “El consorcio de copropietarios es responsable por la muerte de una persona producida al inhalar el monóxido de carbono proveniente de un calefactor cuya chimenea, ubicada en otra unidad funcional, había sido obstruida por una inquilina –en el caso, se imposibilitó la evacuación de gases con la colocación de una bolsa de polietileno– ya que si bien la instalación de la salida al exterior del artefacto no reviste el carácter de parte común, en tanto no se trata de un caño de la red general del edificio, ese tubo se encontraba sobre una plataforma común, por lo que el ente consorcial debió tomar, en su carácter de guardián de las cosas comunes, las medidas de prevención adecuadas instando a la subsanación de las deficiencias que existían” (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala K, 27 de febrero de 2006, Curti de Alaniz, María c/ Russo, Guillermo).

Eximiciones


En cuanto a las eximentes de responsabilidad objetiva, se declaró que “si se ha acreditado que la puerta interior del ascensor quedó en una posición de apertura, lo que necesariamente debió llamar la atención de la víctima, quien, con una simple mirada hubiese advertido que el aparato no se encontraba a nivel del piso, es evidente que a ésta también le cabe cierta responsabilidad en el hecho al resultar clara su distracción o negligencia, ya que intentó introducirse en su elevador sin tomar la más mínima precaución para constatar su ubicación” (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala K, 2 de noviembre de 1998, Silva, Juan Pedro c/ Consorcio de Propietarios Rivadavia 1934). En este caso, con fundamento en el hecho de la víctima, se estableció la existencia de culpa concurrente.

Por la llamada culpa de la víctima también fue eximido de responsabilidad un consorcio de propietarios por los daños sufridos por un operario contratado para la colocación de un equipo de aire acondicionado. Manifestó la jurisprudencia en el caso: “Aun considerando hipotéticamente que el revoque exterior de la pared no estuviese en buen estado, conforme lo señalado por el perito, ello no puede provocar el desprendimiento de una ménsula preparada para sostener el peso indicado si ésta es colocada correctamente, es decir, si la perforación para la fijación de los tirafondos donde se ubican aquéllas es efectuada con la profundidad requerida. Debió necesariamente probarse que la pared no se encontraba en condiciones para realizar la instalación, no resultando suficiente a dichos fines el estado deficiente de los revoques exteriores. A ello cabe agregar que el actor, por su oficio o profesión, debió obrar con mayor diligencia y previsión, constatando previo a la colocación del equipo si el lugar donde lo iba a instalar era adecuado para efectuar dicha tarea” (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala K, 21 de octubre de 2005, Soto, Javier c/ Klymczuk, Walter).

Terceros

Con respecto a la defensa fundada en la culpa de un tercero, ante un reclamo indemnizatorio por daños causados por un ascensor, se expresó que “si el propietario o guardián puso el cuidado del ascensor a cargo de una entidad cuyos mecánicos lo atendían, el desperfecto causante del mal funcionamiento no proviene de la culpa de un tercero, porque no tiene ese carácter el desacierto de los servicios prestados como consecuencia de una locación de obra ejecutada por cuenta del propietario. La responsabilidad objetiva del dueño no surge de una omisión de vigilancia sobre el empresario, lo cual, por lo demás, mal se concilia con el carácter autónomo e independiente de la empresa. La responsabilidad del consorcio surge sólo por su condición de dueño y por la circunstancia que el daño emana de la cosa de su dominio. Asimismo, mal puede invocar el propietario la culpa del fabricante como eximente de responsabilidad, cuando precisamente la normativa le está imponiendo la obligación de verificar que los ascensores se hallen adecuadamente construidos y, asimismo, la de efectuar controles periódicos y las reparaciones necesarias tendientes al adecuado mantenimiento de los mismos” (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala H, 7 de septiembre de 1999, Barreneche, Miriam c/ Consorcio de Propietarios San Martín 967). Aclaremos que lo decidido en este caso si bien condena al consorcio al pago de la indemnización establecida a favor de la actora, en modo alguno le impide reclamar lo que hubiera pagado a la empresa que tenía a su cargo la conservación del ascensor.

En cambio, sí se entendió que quedaba liberado de responsabilidad el consorcio de propietarios cuando el daño fue causado por la caída de elementos aportados por una empresa contratada para la realización de trabajos en el frente del inmueble. Se indicó en el fallo: “El dueño de un edificio no puede ser responsabilizado por los daños que sufrió un peatón al caérsele parte de la estructura tubular que utilizaba la empresa encargada de realizar tareas de remodelación y limpieza en la propiedad, puesto que aquél no asumió la guarda de los instrumentos utilizados en la obra, lo cual implica que no le correspondía ejercer un poder efectivo de vigilancia, de gobierno ni de contralor” (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala I, 13 de septiembre de 2005, Quintana, D. c/ Benito Roggio Hnos. SA).

Nota escrita por Alberto Alvarellos, abogado especialista en Seguros.

 
 


Rige el nuevo régimen: qué permanece y qué cambió

Desde que la Corte Suprema declaró la inconstitucionalidad de algunos ejes fundamentales del sistema de protección de riesgos del trabajo, las expectativas de la mayoría de los actores del sistema estuvieron puestas en un nuevo cuerpo normativo que recogiera las tachas que el Alto Tribunal declaró.

Durante mucho tiempo coexistió la declaración de inconstitucionalidad de la Corte Suprema con el sistema originalmente previsto por la ley; es decir, un proceso sistémico, de tarifa de pago periódico, sin reparación integral y cursando tramitación administrativa de la calificación de la incapacidad, bajo las reglas de un listado cerrado que sólo admitía como enfermedad a las listadas y bajo determinadas condiciones. En paralelo, la posibilidad de que a pesar de que el propio cuerpo legal no lo admitiera, se plantearan acciones judiciales para satisfacer derechos consagrados en la Constitución: pago único, reparación integral de los daños sufridos por el accidente de trabajo, más allá de la medida objetiva de la incapacidad y la posibilidad de someterse a los tribunales naturales del trabajador.

A diferencia de sus antecesoras, la Ley de Riesgos del Trabajo propuso el cuidado de la salud del trabajador a partir de normas de prevención, procedimientos y controles que, sin ser suficientes, dieron un paso exponencial a la hora de medir la anticipación para evitar los daños, por más que sea deseable elevar los estándares de protección a la altura de los países más avanzados en la materia.

La ley 26.773

Esta ley se sancionó como un “Régimen de ordenamiento de la reparación de los daños derivados de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales”, de modo que tal como lo indica su propio título sólo deroga algunas normas que hacen incompatible su contenido y deja esencialmente vigente la ley 24.557, las modificaciones introducidas en el año 2000 por el decreto 1278 (que elevó montos indemnizatorios, amplió el listado de derechohabientes y permitió la apertura del baremo para el caso de que un trabajador siniestrado laboralmente pueda probar que la enfermedad que padece tiene vinculación con el trabajo) y los cambios realizados por el decreto 1694 del año 2009 (que liberó los topes indemnizatorios y fijó pisos de cobertura, lo que mejoró sensiblemente la reparación de los infortunios).

Beneficios reales, con pocas certezas

La nueva ley, a diferencia de la anterior aún vigente, se inclinó por impulsar la llamada “opción excluyente con renuncia”, por la cual el trabajador accidentado o sus familiares deberán optar entre cobrar la indemnización tarifada del sistema o iniciar una demanda por la vía civil. Sobre este particular se observa que, frente a un cuerpo legal que no admitía la vía de planteo judicial, reconocer la posibilidad de opción, aunque excluyente, genera un valor sobre la anterior normativa que no se advierte, pues en los hechos, la declaración de inconstitucionalidad que recaía en este aspecto generaba una acumulación que permitía que los trabajadores percibieran las prestaciones tarifadas ofrecidas por el sistema, lo que abonaba la inmediatez, mientras en el tiempo se cursaban los procesos judiciales, en los que los jueces en sus sentencias determinaban la suficiencia o no de los pagos efectuados. De esta forma, se analizaba la adjudicación de responsabilidad al pago de los empleadores demandados y de las propias aseguradoras de riesgos del trabajo; para ello, se evaluaba el cumplimiento de las obligaciones a su cargo, tal como la ejecución de las medidas de protección; pero como la ley expresa que “los distintos sistemas de responsabilidad no serán acumulables”, se observa la paradoja de que si bien la ley adiciona derechos, en los hechos, se traduce en una merma. Y si a eso se agrega la transferencia del eventual reclamo judicial de la Justicia laboral al fuero civil, las críticas se profundizan.

¿Por qué se critica la exclusión del fuero laboral y la intervención del fuero en lo civil?

Tiene su explicación en la propia génesis del fuero laboral, que nace como un fuero que, aunque neutral, recoge la necesidad de garantizar al trabajador el acceso a la Justicia, con respuesta tutelar. La propia ley establece que la opción excluyente deberá hacerse por la Justicia civil, la que intervendrá una vez ejercida la opción con sus normas, procesos y principios. La sola ausencia de gratuidad, en el inicio de los procesos, señala una diferencia clara entre uno y otro fuero. Y, para que una opción sea válida, debe estar expresada con conocimiento, con certezas para que no se considere a la voluntad viciada y, por lo tanto, nula. La opción con renuncia de las prestaciones podría ser denunciada por un estado de necesidad o un vicio en el consentimiento, lo que eventualmente deberá ser analizado si se lo cuestiona judicialmente.

Cabe advertir sobre el particular que el actual esquema está enmarcado dentro de la seguridad social y las prestaciones de la seguridad social son irrenunciables, lo que pone en difícil encuadre el renunciamiento que se impone para poder obtener satisfacción integral en un proceso judicial.

La reparación económica

En materia de indemnizaciones, la nueva ley fija el principio indemnizatorio, es decir, prestaciones de pago único y no prestaciones de pago mensual. La nueva ley elimina, en realidad, el sistema de rentas periódicas, que “quedan transformadas en prestaciones indemnizatorias dinerarias de pago único, con excepción de las prestaciones en ejecución”. Sobre el particular, pareciera haber un olvido respecto de las indemnizaciones por incapacidad total derivadas de un accidente de trabajo o enfermedad profesional, las que, por un plazo de 36 meses prorrogables a 60 meses, son abonadas por la aseguradora de riesgos del trabajo y sirven como antecedente del pago de prestación transitoria, antesala del retiro definitivo por invalidez.

Plus adicional del 20 %

La ley modificó la terminología, que, en forma conteste, permite que los actores y tribunales individualicen un accidente como de trabajo; en efecto, al individualizarse el accidente ocurrido en el lugar del trabajo del sucedido en ocasión de él, se posibilitó que se consideraran como laborales aquellos accidentes que, aunque fuera del ámbito, están vinculados con la ocasionalidad que lo vincula con el empleador.

La nueva redacción establece que cuando el daño se produzca en el lugar de trabajo o lo sufra el dependiente mientras se encuentra a disposición del empleador, el trabajador o sus familiares recibirán un adicional del 20 % “en compensación por cualquier daño no reparado. En caso de muerte o incapacidad total, esta indemnización adicional nunca será inferior a los 70 mil pesos”. De aquí se desprende que ese 20 % adicional no se aplicará si el accidente se produce in itinere, en el trayecto entre el domicilio y el lugar de trabajo o viceversa, así como en situaciones que la jurisprudencia reiteradamente vino determinando que corresponde contemplar (como es el caso de los eventos deportivos organizados por las empresas como herramienta de integración o competencias que sólo intentan fidelizar al trabajador). Por el contrario, un evento dañoso, no laboral, podría considerarse ahora como accidente de trabajo si ocurre en el lugar de trabajo o en ocasión de él.

Además, se actualizan por la evolución de los salarios (RIPTE) los pagos adicionales de 80 mil a 120 mil pesos que corresponden a las incapacidades mayores al 50 % y el piso de 180 mil pesos por el porcentaje de incapacidad, que se mantenía congelado a los valores de diciembre de 2009. En adelante, esos valores se ajustarán cada seis meses, según la evolución del RIPTE.

Las indemnizaciones varían según el ingreso base (sueldo promedio de los últimos doce meses), la edad del trabajador y el porcentaje de incapacidad.

Muchas expectativas y grandes dudas en la primera hora de la aplicación. Si bien los planteos se sucederán en los próximos meses y aún no se recogen dictámenes definitivos respecto de su constitucionalidad, no parece que logre la nueva ley eliminar la litigiosidad pues todavía hay mucho por decantar.

Nota escrita por Adriana Micale, abogada especialista en Seguridad Social.

 
 


La presidenta tiene el proyecto de ley sobre el seguro multirriesgo obligatorio
El seguro propuesto cubre todas las inclemencias climáticas. Actuará como entidad piloto Nación Seguros, que reunirá al resto de las aseguradoras que quieran participar de esta cobertura. El productor podrá contratar el seguro por intermedio de cualquier aseguradora autorizada, pero la cobertura y el reaseguro serán de manejo exclusivo de Nación Seguros. La tasa a aplicar rondaría el 3,5%.
 


Neuquén registró una diferencia de costos del 74%
Según una encuesta realizada en Neuquén en base a las tarifas de responsabilidad civil suministradas por los productores asesores y agencias visitados en diciembre a este efecto, la diferencia entre puntas de un Renault Clio F2 1.2 3 puertas Pack Plus, modelo 2010, fue del 74%.
Neuquén
Renault Clio F2 1.2 3 puertas Pack Plus, modelo 2010
Aseguradora Costo anual
Mapfre Argentina 2604
La Segunda 2426
Zurich Argentina 2280
Seguros Rivadavia 2196
Caja de Seguros 2160
Mercantil andina 2160
RSA El Comercio 2088
Liberty Seguros 1876
Federación Patronal 1872
Provincia Seguros 1811
Meridional 1644
Nación Seguros 1500
 


A septiembre, la producción de responsabilidad civil creció un 35,6%
Entre julio y septiembre de 2012, la producción de responsabilidad civil llegó a los 351,5 millones de pesos, un 35,6% más que en el mismo período del ejercicio anterior. Las diez principales aseguradoras que operan en este mercado concentraron el 71,5% de las operaciones del segmento, un porcentaje superior al 62,6% registrado en el primer trimestre del ejercicio pasado. OndaSeguro informa el ranking de las 20 compañías líderes de este negocio.
Responsabilidad civil
Julio/12 - Septiembre/12, en pesos
Entidad Producción % / total % / total
acum.
% / 09/11
Nación Seguros 68.404.956 19,46 19,46 676,4
Meridional 33.716.269 9,59 29,05 4,6
Federación Patronal 30.526.128 8,68 37,73 23,0
Sancor Seguros 22.504.138 6,40 44,13 17,7
Allianz Argentina 17.975.234 5,11 49,25 39,1
SMG Seguros 17.883.622 5,09 54,33 50,8
Mapfre Argentina 17.720.136 5,04 59,37 90,3
Zurich Argentina 16.244.217 4,62 64,00 10,3
Ace Seguros 13.412.263 3,82 67,81 (4,4)
Noble 13.021.040 3,70 71,51 8,0
Chubb Argentina 11.540.557 3,28 74,80 3,8
La Segunda 10.022.852 2,85 77,65 43,2
TPC 10.011.002 2,85 80,50 5,0
RSA El Comercio 8.110.917 2,31 82,80 451,5
Seguros Médicos 7.962.050 2,26 85,07 5,6
Provincia Seguros 4.814.062 1,37 86,44 48,6
La Holando Sudamericana 4.459.658 1,27 87,71 (9,4)
QBE Seguros La Buenos Aires 4.083.392 1,16 88,87 74,8
Prudencia 4.053.965 1,15 90,02 (12,3)
San Cristóbal 3.890.919 1,11 91,13 (19,7)
Total del ramo 351.549.841 - - 35,6
 
 
 
• Amplían la cobertura de Zurich Hogar Verano
Zurich amplía la cobertura de su producto Zurich Hogar Verano para acompañar a los clientes en una de las épocas más especiales del año. Esta solución innovadora cubre la casa o departamento ante un daño o robo que pueda ocasionarse durante el período de alquiler, así como también el mobiliario y los bienes tanto del inquilino como del dueño de la vivienda. Así, con Zurich Hogar Verano, tanto el inquilino como el propietario podrán disfrutar de sus vacaciones con tranquilidad.

Zurich Hogar Verano cubre: daños materiales causados por incendio; daños al mobiliario como consecuencia de accidente; rotura de cristales; daños causados a electrodomésticos por accidente, incendio o robo dentro del domicilio; daños al edificio como consecuencia de robo; y equipos portátiles dentro o fuera de la propiedad. Este año, Zurich suma la cobertura de los equipos portátiles como laptops, tablets, instrumentos musicales, cámaras de fotos y filmadoras, entre otros, que puedan dañarse o ser robado estando dentro o fuera de la propiedad. Asimismo, ofrece un servicio de solución rápida de siniestros, a través del cual el asegurado podrá llamar al 0800 333 98742 y obtendrá respuesta a su inconveniente de manera rápida y eficiente. Zurich facilita distintas opciones de cobertura con un costo fijo en función de la estadía (siete, quince o treinta días) y el monto a asegurar, ambos elegidos por el cliente. De este modo, para una estadía de quince días, el cliente podrá pagar entre 60 y 180 pesos en función de la suma asegurada.
• Mercantil andina se hizo presente en la ciudad de Gualeguaychú
Mercantil andina, aseguradora con 89 años de trayectoria e integrante del Grupo Pescarmona, holding con operaciones desde hace más de un siglo en mercados nacionales e internacionales, llega a la ciudad de Gualeguaychú, Entre Ríos. Con vocación de servicio y visión de futuro, la aseguradora continúa ampliando sus operaciones y brindando soluciones de cobertura para una gran variedad de riesgos, protegiendo a las personas, sus actividades comerciales y sus bienes. Con estos principios, acompañados de una sólida gestión de recursos financieros, tecnológicos y humanos, Mercantil andina se convirtió en una de las principales compañías de seguros generales del país, construyendo día a día confianza para más de 400 mil clientes.

Para la inauguración de la agencia, la aseguradora realizó un cóctel de apertura en el Hotel Aguaý, al cual asistió el gerente general de la aseguradora Pedro Mirante, acompañado de directivos de la compañía, productores asesores de seguros y empresarios de las cámaras más importantes de la ciudad. La nueva sucursal, ubicada en la calle Urquiza al 800, estará a cargo de Eduardo Burgos. Mercantil andina se hace presente con su sucursal número 44 en la ciudad de Gualeguaychú.
• Liberty Seguros lanza una cobertura para bicicletas
En el marco del desarrollo de productos a medida de las necesidades de los asegurados y relacionado al aumento del parque de bicicletas y a la tendencia de utilización de las mismas como medio de transporte, Liberty Seguros lanzó Liberty Bike. Este nuevo producto permite asegurar a las bicicletas ante robo total y responsabilidad civil dentro de la Argentina. Además, el seguro contempla todos los episodios ocurridos en la vía pública o dentro del hogar, así como también potenciales daños ocasionados a terceros.

Desde 62 pesos por mes y con precios diferenciales para el interior del país, pueden cubrirse bicicletas de alta gama tanto dentro como fuera del hogar. Marcelo Perona, gerente de Líneas Comerciales, sostuvo: “Este producto nace de la visualización de una necesidad y fue creado en este momento en el que el uso de la bicicleta está en auge como medio de transporte alternativo y ecológico. Queremos estar junto a quienes se suman a esta tendencia saludable, brindando cobertura de robo (lo novedoso es que incluye robo en la calle) y responsabilidad civil, que es muy importante por cualquier daño que pueda causarle, por ejemplo, a un peatón”. El ejecutivo agregó que “Liberty Seguros tiene como misión ayudar a las personas a vivir vidas más seguras. Queremos proteger a las personas en todos los ámbitos de su vida, y esto también se extiende a los bienes. Por eso, desarrollamos seguros a la medida de las necesidades de los asegurados; creemos que esto puede ayudar también a fomentar la conciencia aseguradora ya que, si el consumidor se siente identificado, su necesidad de estar asegurado será mayor”.
• Answer y MSN Argentina se unen para estas fiestas
Answer, uno de los canales de venta líderes en seguros online, presenta su nueva campaña digital para estas fiestas creada junto a MSN Argentina, en la que todos los usuarios del canal podrán armar y enviar sus saludos mediante tarjetas virtuales. La compañía pionera en el mercado de los seguros online, junto a MSN Argentina, preparó un espacio en el sitio web, donde los usuarios podrán subir sus fotos y mensajes para saludar a sus familiares y amigos utilizando distintos diseños relacionados con las fiestas.

La mecánica para crear la tarjeta podrá realizarse mediante tres pasos muy simples. Los interesados deberán ingresar al Especial de Saludo de Fin de Año de MSN Argentina, elegir una foto desde su PC o Facebook, seleccionar una de las tarjetas y por último compartirla en las redes sociales o simplemente enviarla vía mail. Answer es una compañía pionera en el desarrollo del canal online para la contratación de seguros. Esta campaña es parte de su objetivo de seguir a la vanguardia.
• Reunión Plenaria del Grupo MEGAPRO
El pasado 29 de noviembre, Grupo MEGAPRO® realizó su reunión Plenaria anual en el Restaurant Olsen de Palermo, contando con la presencia de los directivos de las aseguradoras oficiales con las que opera (Federación Patronal, Allianz Argentina, SMG, SMG ART, QBE ART, QBE La Buenos Aires Seguros, Prevención ART), representantes de la prensa especializada y otros proveedores.

En dicho evento se presentó oficialmente el nuevo CDA-Consejo de Dirección y Administración, conformado por Sebastián Aicardi (presidente), Marcelo Montañez (vicepresidente), Fernando Latreccino (tesorero), Hernán Cristofaro (secretario) y José Safarian (prosecretario).
GLOBALDARDOS AGENCIA DE MARKETING